Contenidos Graó

Los atajos no son siempre el mejor camino para llegar a la cima

Hacer camino para llegar a la cumbre puede intentarse de manera obsesionada por el objetivo de llegar a la cumbre en un tiempo determinado y para superar retos siguiendo los senderos y los atajos por los que nos lleva el guía, sin poner atención a todo aquello que nos rodea a cada paso. Se puede hacer, también, con parsimonia, sin prisas, lentamente, disfrutando de cada entorno que pisamos. En el primer caso, lo más seguro es que no seamos capaces de rehacer de nuevo, y solos, el camino. En el segundo, la multitud de referentes que hemos cogido a lo largo del camino, probablemente, sí que…

Contenido solo disponible para suscriptores


Accede a este artículo individual por solo

2.88 IVA incluido

Descubre todo nuestro contenido sin límites

Desde 0 IVA incluido

También te puede interesar: