Capítulo Tres protragonistas para lograr que todos lo aprendan todo de la lengua escrita: los alumnos, los profesores y los asesores
RESUMEN CAPíTULO

Hoy en día esperamos que los alumnos consigan el objetivo de comprender los textos y aprender de ellos, no solo al final de la escolarización, sino en cada etapa y ciclo educativo. Sin embargo, al constatar que muchos alumnos todavía no son capaces de entender el que leen, surge una decepción permanente, la cual se proyecta sobre el sistema educativo, las familias o los formadores, que son posados en el punto de mira como responsables principales del supuesto fracaso. Hay motivos para considerar críticamente el papel de los unos y de los otros, pero antes conviene sopesar si realmente entendemos el reto que supone ser un lector competente, enseñar a ser un lector competente o ayudar quienes enseñan a los otros a ser lectores competentes. Este capítulo pretende mostrar, precisamente, el reto al cual se enfrentan alumnos, profesores y formadores respecto de la alfabetización.



FORMATOS DISPONIBLES
4,28 €
COLECCIONES: Critica y Fundamentos

Resumen del libro
Los conocimientos acumulados sobre el acto de leer y del proceso para llegar a ser lectores competentes probablemente constituyen hoy en día uno de los dominios más conocidos de la psicología. Este libro trata de entender por qué la transferencia de estos conocimientos a la práctica profesional de los docentes ha venido siendo inesperadamente más exigua de lo que cabría esperar. Para ello ofrece evidencias de la magnitud de ese divorcio; avanza una posible explicación: sabemos más sobre lo que necesitan los alumnos para llegar a ser buenos lectores que sobre las necesidades de los profesores para aprender a darles respuesta y, en tercer lugar, propone introducir cambios progresivos y sostenibles en las prácticas de aula.

Libro disponible por capitulos
INDICE
I Parte: El reto del alumno
II Parte: El reto del profesor
III Parte: El reto del asesor