Contenidos Graó

Cuando el alma no quiere ser espejo del cuerpo

Jean Jacques Rousseau describía la adolescencia como un “segundo parto”. Según el filósofo, “en el primer parto nace un niño; en el segundo, un hombre o una mujer”. En realidad, el camino hacia ese nacimiento como persona adulta es la preadolescencia, el momento a partir del cual el niño empieza a dejar atrás todo aquello que había caracterizado su infancia, de tal manera que su aspecto físico pasa a ser, en la mayoría de los casos, una de las preocupaciones fundamentales en las que los preadolescentes apoyan ese “cambio de piel” hacia el mundo adulto. Esta preocupación por el asp…

Contenido solo disponible para suscriptores


Accede a este artículo individual por solo

2.88 IVA incluido

Descubre todo nuestro contenido sin límites

Desde 0 IVA incluido

También te puede interesar: