Artículo ¡Qué bien sabe!, ¡qué rico está! (II)
RESUMEN ARTíCULO

La sensibilidad del sentido de la vista es la más desarrollada en el hombre, pero no ocurren lo mismo con otros animales: el olfato, en los perros; el oído, en los murciélagos, etc. Además, los seres humanos tenemos tanto la capacidad para distinguir los colores como para detectar los detalles y de ver a distancia, hecho que no ocurre con otros mamíferos, como los toros, los perros, etc. La ubicación de este sentido nos permite ver a lo lejos y, al mismo tiempo, al tener una movilidad, podemos ver hacia los lados sin necesidad de mover la cabeza, y el tener dos ojos (visión binocular) nos facilita ver el relieve y apreciar las distancias con mayor exactitud. Vamos a realizar algunas experiencias que permiten conocer mejor nuestro sentido fundamental.

AUTORES
Ruiz de Francisco, Isabel / García Gil, Angela P. / Mato Carrodeguas, M. Carmen / Repetto Jiménez, Emigdia / Mestres Izquierdo, Angeles
ETAPAS
TAXONOMIA


FORMATOS DISPONIBLES
1.49 €
COLECCIONES: Revista Aula

Contenidos de la revista
MONOGRÁFICO
CENTRO
INTERCAMBIO
REFLEXIÓN
PROPUESTA DIDÁCTICA
EL HATILLO