Contenidos Graó

La magia del patrimonio

Hace unos años el ex director de un museo muy importante escribía que el motor de un museo es su colección; y todo lo demás, carrocería. Vamos a suponer que estamos de acuerdo con esto, tendremos que aceptar también que la comunicación, la relación que creamos entre esa colección y el público, es la gasolina que hace andar al museo. Parece ser que por fin hemos empezado a pensar en lo que podemos y debemos hacer con esas obras que hemos atesorado durante siglos. Es hora de mostrarlas, de contarlas, de aprender con ellas y de ellas, de reír y de llorar con las historias y los secr…

Contenido solo disponible para suscriptores


Accede a este artículo individual por solo

2.88 IVA incluido

Descubre todo nuestro contenido sin límites

Desde 0 IVA incluido

También te puede interesar: